II Congreso Nacional de Genealogía del Pago de los Arroyos

En la ciudad de Rosario, República Argentina, se realizó, entre los días 18 al 20 de octubre de 2012, el II Congreso Nacional de Genealogía del Pago de los Arroyos, conmemorando el bicentenario de la creación de la Bandera Nacional, el mes de la patrona de la ciudad y el bicentenario del combate de San Lorenzo. Ver más información.

Aquí puede descargar las ponencias del congreso en formato pdf (40.2 MB).

Por Raúl Alfredo Linares

Presidente del Centro de Estudios Genealógicos e Históricos de Rosario

El Centro de Estudios Genealógicos e Históricos de Rosario fue fundado el día 7 de octubre de 2002 por decisión entusiasta de un grupo de investigadores. Estos seis genealogistas que, hasta ese momento, estábamos acostumbrados a efectuar una labor individual, poco reconocida y casi secreta, vimos la posibilidad de reunirnos y así poder trabajar en conjunto, compartir logros y fracasos, aprovechar mejor los recursos, y poder dar a conocer nuestras producciones a otros.

Cada uno de nosotros no llegaba solo: traía consigo una carpeta de experiencias muy diversas. Unos se sentían más cómodos trabajando con familias de viejo asentamiento criollo, otros tenían más conocimientos de las familias españolas o de las italianas. Algunos se interesaban en los vínculos familiares de los esclavos.

Hay entre nosotros gente que hace más de cuarenta años que se inició en las investigaciones genealógicas, otros que no tienen más de cuatro años de “antigüedad”. Hay quienes se han vinculado con otros centros e institutos del país y del extranjero, y otros que no lo han hecho.

Además de esas diferencias, existen otras que nos pueden distanciar: no todos tenemos las mismas ideas políticas o religiosas, por seleccionar sólo los dos aspectos que más conflictos suelen generar entre los seres humanos. Esta fue una preocupación que se manifestó desde el principio en el Centro. Lo trabajamos grupalmente, y consideramos que era importante plasmar esta inquietud en el estatuto que rige nuestra asociación. Así, el artículo 3° reza: “No se permitirá dentro del Centro discriminación alguna por cuestiones políticas, religiosas, raciales o gremiales, excepto aquellas que estén reñidas con los valores republicanos y democráticos y/o se opongan a lo establecido en la Constitución de la Nación Argentina”.

Hubo otras cuestiones que fueron objeto de un análisis detallado. Entre ellas, la imagen que pueda proyectar el Centro de sí mismo en la comunidad de Rosario y zona de influencia y, su contrapartida, la creada desde la comunidad, respecto del propósito que guía nuestra producción. Estuvimos entonces de acuerdo en un punto fundamental: no ser ni parecer elitistas y, en consecuencia, desalentar a quien busque pertenecer al Centro para envanecimiento personal o logro de prestigio social y hacer lo posible para que la comunidad no nos perciba como una asociación cerrada. De esta preocupación surgió el artículo 2, inciso “e” de nuestro estatuto: “Bregar para que la producción del Centro se adecue al estado del arte de la genealogía y la historia, refiriéndose fundamentalmente al estudio de los orígenes de la población regional y nacional, evitando aquellas investigaciones que sólo tengan por fin el envanecimiento personal y/o intenciones de carácter elitista.” Hay una organización española, la Real Academia Matritense de Heráldica y Genealogía, cuyo lema es “Veritas non vanitas”, o sea: verdad y no vanidad. Creemos que este lema podría representar muy bien las intenciones que al respecto tiene nuestro centro.

A través de esta página deseamos ser útiles a todos aquellos que estén interesados por la genealogía y la historia. Ojalá lo logremos.

 

Acerca de nuestro escudo

ARMAS: "En campo de plata, sobre cinco ondas de azur, un árbol al natural arrancado"

Despojado de todo atributo heráldico secundario, como ser: yelmo, lambrequines, figuras externas alegóricas; podemos observar su campo plateado (o blanco cuando la figura se encuentra en blanco y negro), por ser este noble metal representativo del nombre de nuestro querido país; Argentina quiere decir plateada, del latín “argentum”, plata. Sus cinco ondas azules (representado su color por rayas horizontales), nos recuerdan que estamos ubicados en el antiguo Pago de los Arroyos, conformado por numerosos cursos de agua que desembocan en el río Paraná. Finalmente, el árbol con sus raíces expuestas, (arrancado es un término heráldico que significa justamente eso), representa al latino "Arbor Consanguinitatis", motivo de nuestras investigaciones.

Carlos María Almeyda y Almagro